martes, 15 de abril de 2008

Pensamientos

Las afirmaciones elementales más difíciles de digerir de la teoría de la relatividad son:

  • El espacio no es absoluto: Quiere decir que el tamaño de un objeto, en un sistema de referencia dado, depende de la velocidad, relativa a dicho sistema de referencia, con la que se mueva el observador que efectúa la medida.

  • El tiempo no es absoluto: Quiere decir que el tamaño de un lapso de tiempo (un segundo, por ejemplo), en un sistema de referencia dado, depende de la velocidad, relativa a dicho sistema de referencia, con la que se mueva el observador que efectúa la medida.

Y esto, ¿por qué? ¿debido a qué?

Esto es consecuencia directa del establecimiento de la siguiente premisa:

  • Todos los sistemas inerciales son equivalentes, es decir, todas las leyes físicas se cumplen, sin modificaciones, en cualquier sistema de referencia inercial.

Por tanto, siendo equivalentes todos los sistemas de referencia inerciales, no existe ninguno que sea especial. No existe, pues, un sistema de referencia absoluto al cual podamos referirnos a la hora de hacer mediciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada